viernes, 27 de noviembre de 2015

Me divorcio (otra vez) de la Coca Cola


Hace 2 años decidí divorciarme de la Coca cola y sus variantes, consiguiendo fracasar en menos de un mes. Sé que soy una persona con una actitud bastante débil ante las cosas que me gustan, pero... Esta vez decidí tomar la decisión y esperar unos días para ver si iba a ser tan firme como la vez anterior.

¡Y así ha sido! Llevo más o menos un mes sin tomar ni una gota de Coca Cola. Pero no solo eso., también he dejado bebidas como la Fanta y el Nestea. ¡Así que me declaro oficialmente divorciada de los refrescos!

Ahora solamente bebo agua, zumos y batidos (y mi café de la mañana). Estoy muy orgullosa de mí porque pensaba que no iba a aguantar ni un día, pero llevo un mes aguantando como una campeona. ¡Y encima no tengo mono!

Quiero añadir que el motivo de mi divorcio es porque estas bebidas me provocan un estado de nervios que me resulta muy difícil de calmar. Ya de por sí, soy una persona bastante nerviosa con tendencia a no poder controlarme. Y si añadimos el retorno de dermatitis atópica que me ha vuelto... Ya os podéis imaginar en que estado acabo si estoy muy tensa.

Estuve hablando con una amiga que este divorcio no significa que sea definitivo. Necesito organizar mi vida y saber que todo va a ir bien.

2 comentarios:

RinconDesastre dijo...

um... y por qué te has divorciado? Yo procuro consumirlas pocos por el tema del gas, que me sienta mal, pero nunca me divorciaría de ellas xD

Eleone dijo...

¡No me había fijado que está mal explicado! El caso es que me pongo muy nerviosa cuando tomo esa clase de refrescos. Así que prefiero evitarlos mientras pueda y tenga voluntad (a pesar de que me encanten).

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! ^_^