martes, 19 de enero de 2016

Pruebas de alergia

Antes de descubrir que tenía dermatitis atópica hace 4 maravillosos años, le pedí a mi doctora en varias ocasiones que me mandase a hacer las pruebas de alergia. Estaba realmente preocupada sobre el problema que empezaba a tener con mi piel y quería descartar la idea de tener alguna alergia. Mi doctora, amable como ella sola, me lo negó rotundamente y me sugirió ir a un dermatólogo privado. ¿Por qué? Pues no sé. El ser humano a veces es un misterio.

Al cambiar hace un año de doctora (¡gracias a los dioses!), ésta aceptó encantada a pedirme hacerme las pruebas a mi regreso de Japón. Así que hoy he ido a hacerme las pruebas de la alergia. ¡Toda una experiencia, señores y señoras!

Por la mañana me fui con mi madre a la Unidad de Alergología, donde me hicieron varias preguntas de muy mala gana. Nunca me habían tratado tan mal (excepto con la anterior doctora que tuve). Me realizó en varias ocasiones las mismas preguntas, entendiendo lo que le daba la gana y recibiendo regañinas de forma continua.


Pasé a una sala donde me pusieron gotas en la piel y después pincharon para que entrase el líquido y reaccionase. La que marca una + me dijeron que esa se mostraría en todo su esplendor y serviría para comparar. Sobretodo me advirtieron soplar en la zona en vez de rascar si me picaba mucho.


Marcaron con bolígrafo las muestras que estaban igual que la marca +.

A continuación, volví con la simpática doctora y me informó que tenía alergia a lo que sospechaba (mi cara fue de "Muy bien. ¿Y a qué tengo alergia?"). Me dio unas instrucciones que debo seguir al pie de la letra:

 

Después de explicarme detalladamente punto por punto... ¡¡llegó el punto 7!! No puedo tener ni perros ni gatos. ¿Y ahora me lo dicen? Me parece que llegan 18 años tarde...

La doctora me confirmó que tengo alergia al polvo y los ácaros y alergia al pelo de animal. Ya ese fue el momento en el que estallé y no pude evitar soltarte un "Si tu estás sorprendida por ésto, imagínate como estoy yo. Mi anterior doctora SE NEGÓ a mandarme al dermatólogo, invitándome a ir a uno privado, y no me mandó a hacerme las pruebas de la alergia."

En resumen, tengo un cabreo monumental después de estar 4 años moqueando como si no hubiese mañana. Y por mucho que digan que no puedo tener animales, Nichi, Merlín y Spiny son MÍOS (bueno, de mis familiares, pero me los quiero mucho).

2 comentarios:

RinconDesastre dijo...

OMG ¡A mí nunca me han hecho tantas marcas! Y siempre he dado negativo hasta este año pasado que reaccionó al polen un poco... Nosotros sí tuvimos que deshacernos de nuestro minino porque a mi ma le dio alergia el pelo y la saliva, aunque yo hablo de hace unos 20 años claro, quedarse con él era impensable, además la última vez acabó en urgencias -_-

Maria Serra dijo...

tela nena! �� havera si et poden donar algun medicamen o algo maca!

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! ^_^