martes, 10 de septiembre de 2013

Me divorcio de la Coca Cola


Debo confesar que soy una gran consumidora de Coca Cola (Light, Cherry, Light con Limón). Para una persona tan nerviosa como yo, me dijeron que era una de las cosas que debía dejar. Al principio no hice mucho caso porque pensaba que era uno de los pocos placeres que me daba (junto con la comida). Así que no estaba dispuesta a dejarlo por nada del mundo.

Pero ahora han cambiado las cosas. Desde hace algunos días he notado que siento ansiedad cada vez que quiero beber una Coca Cola. Esta ansiedad se manifiesta con unas ganas terribles de beber y con picores en todo el cuerpo (sí, debe afectar a mi maldita dermatitis). La última vez que noté ésta ansiedad fue cuando fui a cenar el otro día con Jud. Fue muy extraño porque aparentemente no me muestro nerviosa por tomar una, pero en mi interior estoy gritando a los cuatro vientos que quiero beber.

Así que viendo como me está afectando, he decidido abandonar definitivamente la Coca Cola (o cualquier marca similar, como la Freeway o Día). No estoy dispuesta a renunciar a cosas que me gustan, pero si afecta tanto a mi salud es algo que debo hacer sí o sí.

1 comentario:

ahri dijo...

Jo, yo soy una completa adicta a la coca-cola.. ><" Mucho ánimo! Ya verás que al final todo se consigue :)
Por cierto, hay algo para ti en mi blog ^^

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! ^_^