martes, 8 de noviembre de 2016

Adiós, Merlín


Hoy ha sido uno de los días más horribles de toda mi vida. He tenido que despedirme de uno de mis gatos más queridos y ha sido una decisión muy dura.

Pero será mejor que empecemos por el inicio: cómo muchos sabrán, Merlín es era un gato que adopté hace aproximadamente 18 años. Con sus 10 kilos entre pecho y espalda era un gato bastante débil que nos tenía preocupados por sus problemas de estómago (las mascotas se parecen a los dueños). Pero a pesar de todo, era mi príncipe azul, quien me consolaba cuando tenía problemas durmiendo a mi lado.

Hace unas semanas notamos que el gato no paraba de perder peso, sintiendo como la columna cada vez se marcaba más y más. Finalmente, decidimos llevarlo al veterinario, donde nos dieron una triste noticia: tenía hipertiroidismo felino.
En veterinaria, el hipertiroidismo es una de las enfermedades endocrinas más comunes, que afecta principalmente a los gatos domésticos más viejos. En los gatos, casi siempre es causado por un adenoma tiroideo benigno.
Los síntomas característicos son: repentina pérdida de peso, ritmo cardiaco acelerado (taquicardia), vómito, diarrea, aumento en el consumo de agua y orina abundante.
(gracias a wikipedia por su colaboración involuntaria en mi blog)
No sólo tenía esos síntomas, cómo la pérdida de 5 kg (quedando en 4.9kg), sino que también tenía debilidad y temblores en las piernas traseras. Una vez que empezó a tomar la medicina, y al ver que no surgía efecto, nos hizo pensar que la situación era más grave de lo que parecía.

Así que, después de estar días y días intentando que comiera y viendo que perdía peso (hoy pesaba 4.2kg), he tomado la decisión de despedirme de él. Os juro que ha sido realmente duro y no he parado de repetirme a mí misma que era por su bien. Toda la familia está muy triste. Han sido 18 años llenos de felicidad junto a él. Todavía recuerdo el primer día que lo llevamos a casa... Su vida pasa ante mis ojos como si fuese una película.

1 comentario:

Diahna Desastre dijo...

¡Mucho ánimo! Yo también tuve que despedirme de mi niño mimado, además varias veces, pero la última fue la peor de todas, estaba tan mayor y tan viejito... Pero aún habiendo pasado más de 10 años desde aquel día que tuvimos que dejarle ir le sigo recordando ♥ ¡Muchos besotes!

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario! ^_^